martes, 13 de agosto de 2013

Acerca de Vargas Llosa

Conocí a Mario Vargas Llosa cuando Populibros publicó su obra La ciudad y los perros, en pleno gobierno militar. El libro fue prohibido por el régimen, por considerar inconvenientes las referencias al Colegio Militar donde Vargas Llosa estudió la secundaria (aquella vez el escritor comentó que así se comprobaba que por lo menos habían leído un libro). Por supuesto que esta situación aumentó el interés por sus obras.

En 1981, MVLL tuvo un programa semanal llamado La Torre de Babel, en un canal de televisión. Yo trabajaba en el noticiero nocturno de ese canal, y lo preparábamos a la misma hora y en el mismo ambiente donde el escritor grababa su programa. Una tarde, en un momento de descanso de la grabación, me animé y me acerqué a él para saludarlo, y le dije que había leído todos sus libros. Yo empezaba a trabajar free lance como correctora de textos y estilo. En ese tiempo se corregía las pruebas de imprenta y de galeras con unos signos de tipografía conocidos por el gremio, y era una tarea minuciosa que requería de mucha paciencia y concentración. Entonces tuve la inaudita ocurrencia de preguntarle quién le corregía sus libros. Me dijo: Yo mismo los corrijo. Luego le pregunté qué libro estaba escribiendo y me dijo: Está por salir a la venta La guerra del fin del mundo. Y agregó: Veremos el resultado. Y yo tuve el atrevimiento de decirle: Un libro sí se va a vender. Él sonrió educadamente, pero debió pensar que la estupidez humana es infinita.

El señor MVLL, que ya era un famoso escritor en esa época, mostraba gran paciencia y gentileza con los que trabajaban directamente con él durante todo el largo y agotador proceso de la grabación.

Pasó más de una década, y con la familia decidimos mudarnos de casa para ir a un departamento más pequeño, Comencé a buscar en los avisos clasificados, cuando saltó a mi vista una dirección conocida: la calle de Miraflores y la misma cuadra donde vivió MVLL durante su juventud y que menciona en varios de sus libros. El departamento reunía todas las condiciones que requeríamos, así que hicimos las gestiones y finalmente lo compramos y nos mudamos.

Un domingo, temprano, salí a comprar el pan y el periódico, y por la puerta del edificio pasaba, adivinen quién: MVLL, con una comitiva formada por su esposa, hijos, y algunas personas más. Estaban caminando por todas esas calles, conocidas ahora como el circuito turístico de MVLL. La ruta recuerda sus andanzas de joven y los lugares donde transcurren algunas de sus primeras obras. Este circuito literario se suma a los que ya tienen Jorge Luis Borges en Buenos Aires y Pablo Neruda en Chile.

El mismo VLL escribió una vez: "Me conmueve y me llena de nostalgia la idea de ese recorrido que para mí suscita tantas imágenes y recuerdos entrañables de mi infancia y mi adolescencia, los mejores momentos de los cuales pasaron en Miraflores”.

Pues bien, esa mañana cuando pasó por la puerta de mi edificio, saludando a todos, con su habitual cortesía, tuve el impulso de preguntarle: “¿fue aquí?” porque siempre creímos que en el lugar donde ahora se levanta mi edificio, estaba precisamente la casa donde él vivió de joven. Pero no me atreví. La pregunta se ahogó en mi garganta. Solo respondí su saludo y el de su familia, y pasaron de largo para continuar su recorrido. Siempre me arrepiento de no haberme atrevido a hacerle esa pregunta para salir de dudas.

Ahora, que es el famosísimo Premio Nóbel, repaso estos entrañables recuerdos.

22 comentarios:

  1. Mala cosa esa de los segundos pensamientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si verdad? Son decisiones que se toman en un segundo y así pasan.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Son los quedan para siempre Alfredo. Gracias por comentar.

      Eliminar
  3. Lindo. Gracias por las memorias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y gracias también por leer este blog, Carmen.

      Eliminar
  4. Increíblemente emocionante,compartir momentos laborales y luego llegar a donde quizás vivió sus primeras experiencias de juventud...no es para menos sentirse corto y atreverse a preguntarle algo tan personal.
    Te queda la gratificación de haber conversado con él y haberlo conocido de cerca.
    Gracias por compartir tan bellos recuerdos del ayer que alimentan el espíritu de hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Christopher, hay momentos en que la indecisión te gana, y pierdes la oportunidad en un segundo. Gracias por tu comentario

      Eliminar
  5. Tengo la impresión que los RECUERDOS son los que nos dan la identidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felizmente los recuerdos nunca nos abandonan, Virginia.

      Eliminar
  6. Y porque no pensar, "si fue aqui".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los mil rostros de la ciudad20 de agosto de 2013, 11:52

      Precisamente, eso es lo que pensamos, Cyrano. Y tuve la oportunidad de comprobarlo, pero me quedé, como se dice. Grqcias por leer Los Mil Rostros de la Ciudad.

      Eliminar
  7. No entiendo còmo he podido perderme esta entrada en la que recuerdas al gran escritor Vargas Llosa. Un privilegio haberlo conocido. Fue una làstima no haberle preguntado, pero qué importa, el barrio entero recoge recuerdos de él y se puede pensar que también tu residencia. fue la suya, me gustan esas rutas literarias que reviven escenarios de obras, historias...
    Casualmente llegué aquì hoy en el dìa de Navidad, felices dìas, y un 2014 venturoso Mil Rostros.

    ResponderEliminar
  8. Respuestas
    1. Nita, me hace muy feliz encontrar tu comentario. Gracias y feliz año nuevo

      Eliminar
  9. Alegría, nostalgia, y recuerdos inolvidables, he sentido al leer este post, donde con tan clara y bella narración recuerdas a Mario Vargas Llosa. Tu sabes que tuve la suerte de trabajar a su lado y al de su familia durante cinco años, en la Campaña del Movimiento Libertad, cuando soñábamos que sería Presidente del Perú.
    Podría escribir un grueso libro con todo lo vivido en esos años, pero no viene al caso.
    Tienes toda la razón cuando hablas de su amabilidad y gentileza en el trato con todos. Es un caballero y su esposa una mujer encantadora.
    Estoy leyendo su último libro que me lo regaló uno de mis hijos "El héroe discreto", lo recomiendo. He leído todos sus libros, el primero en la misma fecha que tu..
    Si he leído varios post y me encanta tu blog, escribí comentarios que no se porque no se publicaron. Espero que este si salga.
    He perdido mis blogs, no se como recuperarlos, pienso pedir ayuda a Gaby..
    Besos amiga del alma, y gracias por aviarme de esta entrada.

    ResponderEliminar
  10. Ya me extrañaba que no comentaras este blog, porque tu lo conociste y trabajaste con él en su campaña. Por eso es bueno revivir estos recuerdos de tiempos pasados. Gracias por tus palabras y procura recuperar tus escritos tan interesantes. Si no, empieza otros, pero ya.

    ResponderEliminar
  11. Encontré su blog, pero no sé si no me actualiza o que desde 2013 no actualizó.
    Aun asi me quedo de seguidora.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita. Realmente no actualizo el blog desde 2013, pero espero hacerlo en cualquier momento,

      Eliminar
  12. un premio el haberte encontrado en una noche donde no podía dormir
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho retroceder en el tiempo. Gracias por leer mi blog.

      Eliminar

Las ciudades tienen mil rostros. Comparte acá el rostro de tu ciudad.